Blog de Astrología, Numerología y Tarot

lunes, 12 de julio de 2010

Los Cuatro Elementos.


Fuego


  A este elemento pertenecen los signos de Aries, Leo y Sagitario, y entre los planetas especialmente Marte. De naturaleza caliente y seca, favorece el temperamento bilioso o colérico. Las personas que en su carta natal tienen un predominio de planetas en signos del elemento Fuego, son personas de acción, hiperactivas, luchadoras, dinámicas, realizadoras, entusiastas, optimistas y llenas de confianza en sí mismas. Su vitalidad física es superior a la normal, suelen ser vigorosas, emotivas y apasionadas, lo que las convierte en buenas pioneras, amantes de la aventura y el ejercicio físico. Estas personas tienen una superabundancia de energía y si la canalizan podrán hacer grandes cosas, pero de lo contrario podrán convertirse en una fuerza destructiva o autodestructiva. Los individuos con predominio de fuego en su carta natal son ambiciosos o conquistadores, afirman su personalidad, imponen su criterio, son líderes o jefes natos. Tienen una gran voluntad de poder y no temen los peligros. Prefieren la acción a la reflexión, pueden ser vehementes y entregados a todo tipo de excesos. Entre sus rasgos negativos hay una predisposición al orgullo, la arrogancia y la prepotencia. También pueden ser agresivos o violentos.



Tierra

  A este elemento pertenecen los signos de Tauro, Virgo, Capricornio, y entre los planetas especialmente Saturno. De naturaleza seca y fría, favorece el temperamento nervioso o melancólico. Las personas que tienen un predominio de tierra en su carta natal son personas muy realistas, sensatas, con los pies firmemente asentados en la tierra. Se preocupan sobre todo por los asuntos y necesidades materiales. Prudentes y cautelosas, son personas muy sólidas y dotadas de un fuerte sentido práctico. Estos individuos suelen ser muy trabajadores y con un acusado sentido del deber. Son introvertidos. Tienden a las actitudes espartanas o ascéticas, son duros y resistentes, pacientes y perseverantes. Fríos, calculadores y premeditados, lo que los hace ser minuciosos y detallistas y muy centrados en las cosas concretas. Entre sus rasgos negativos se puede decir que son rígidos y estrechos de miras, pesimistas, temerosos y melancólicos. Suspicaces, desconfiados y escépticos, sólo creen en aquello que ven. En algunos momentos pueden tener actitudes o comportamientos mezquinos.


 Aire

A este elemento pertenecen los signos de Géminis, Libra y Acuario. Entre los planetas, en parte Mercurio –su parte geminiana-. Proporciona una naturaleza cálida y húmeda, favorece el temperamento sanguíneo. Son personas optimistas, de gran vitalidad, abiertas a los demás y al mundo, extrovertidas, expansivas, comunicativas, positivas y llenas de esperanza. Tienen fe en la vida y en las personas. Su naturaleza es intelectual, es decir, la cabeza domina sobre el corazón, pero al mismo tiempo son muy sensuales y se entregan confiadamente a sus instintos. Se adaptan con facilidad al medio y a otras personas, asimilando con rapidez las cosas, por lo que se relacionan estupendamente con todo tipo de personas y se mueven con éxito en toda clase de ambientes. Joviales, alegres y con sentido del humor, suelen gustarles la buena vida, el refinamiento y el arte en cualquiera de sus facetas. Cooperan fácilmente con los demás. Entre sus defectos está que, a veces, pueden ser superficiales. O desentenderse del lado malo de la vida.



Agua

A este elemento pertenecen los signos de Cáncer, Escorpio y Piscis, y entre los planetas especialmente la Luna. Su naturaleza es húmeda y fría, favorece el temperamento linfático o flemático. Exalta la sensibilidad, la imaginación, el mundo de los sentimientos, el reino del corazón. Las personas con predominio de agua son instintivas, inspiradas, muy aptas para todas las ocupaciones de tipo artístico. Suelen tener desarrolladas las facultades psíquicas y la capacidad para ser médiums. Su naturaleza es altamente receptiva y a la vez pasiva, muy impresionable, inestable. Dan mucho valor al pasado y los recuerdos. A la vez, tienen gran fantasía, son soñadores, místicos y contemplativos. En general renuncian a la acción externa y prefieren la vida interior. Son personas de naturaleza maternal y protectora. Bondadosas y compasivas, que ayudan a sus semejantes. Entre sus defectos destaca una gran timidez y facilidad para sucumbir a toda clase de temores. Poca autoestima o confianza en sí mismos. Tendencia a replegarse y a sumergirse en el mundo de los sueños.


 Teniendo en cuenta los signos del zodíaco en que se encuentran los planetas de una Carta Natal, más el Ascendente, se puede calcular cual es la energía elemental que tiende a dominar en un individuo. No obstante, esto solo nos indicará una tendencia muy general.

Para ello asignaremos un punto a cada planeta menos al Sol, la Luna y el Ascendente a los que asignaremos dos puntos. Veamos un ejemplo en la carta del Presidente de los EE.UU. Barack Obama.





• Signos de Fuego: Tiene al Sol en Leo 2 puntos, Mercurio en Leo 1 punto. Total 3 puntos.
• Signos de Tierra: Tiene a la Marte en Virgo 1 punto, a Plutón en Virgo 1 punto y a Saturno en Capricornio 1 punto: Total 3 puntos. 
• Signos de Aire: Tiene a la Luna en Géminis 2 puntos, y a Júpiter en Acuario 1 punto. Total 3 puntos. 
• Signos de Agua: Tiene a Venus en Cáncer 1 punto, el Ascendente en Escorpio 2 puntos y a Neptuno en Escorpio 1 punto: Total 4 puntos.

  Como se puede apreciar Obama tiene todos los elementos más o menos equilibrados en su carta, aunque domina ligeramente el Agua, por tanto es una persona predominantemente sensible.

  Veamos otro ejemplo, la carta de SS.MM Juan Carlos I.


• Signos de Fuego: Vacío. Total 0
• Signos de Tierra: El Sol en Capricornio 2 puntos, el Ascendente en Tauro 2 puntos, Mercurio en Capricornio 1 punto, Venus en Capricornio 1 punto, Urano en Tauro 1 punto, Neptuno en Virgo 1 punto. Total 8 puntos.
• Signos de Aire: La Luna en Acuario 2 puntos, Júpiter en Acuario 1 punto. Total 3 puntos.
• Signos de Agua: Marte en Piscis 1 punto, Plutón en Cáncer 1 punto. Total 2 Puntos.

   Aquí podemos comprobar que el elemento dominante del monarca es el elemento tierra, por tanto se trata de una persona eminentemente práctica. Llama la atención que no tiene ningún punto en signos de Fuego. Cuando una persona carece de un elemento tiende a buscarlo de manera compulsiva, pues de forma inconsciente siente un vacío en su interior que trata de llenar. Además como no tiene facilidad para manejar de forma natural la energía del elemento que le falta o la expresa de forma débil o la expresa de forma exagerada. Así, es posible que Juan Carlos I, no tenga nada de fuego, esto en ocasiones puede hacerle tener poca confianza en sí mismo y poco entusiasmo o puede hacerle pecar de exceso de autoconfianza. Supongamos una persona que no tenga nada de agua, puede ser la llorona del grupo, pues carece de control para manejar las emociones o una persona que no tenga nada de tierra, entonces es posible que no le importe nada el dinero o que sea un materialista redomado. Esto se debería a que la persona no tendría control de la energía elemental tierra, al contrario que el monarca que como tiene 8 puntos en tierra, tiene sobre este elemento un dominio natural y por tanto no tiende a vivirlo de forma compulsiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡ATENCIÓN LEA ESTO ANTES DE PUBLICAR SU COMENTARIO!
Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena