Blog de Astrología, Numerología y Tarot

jueves, 3 de marzo de 2011

El Armónico 2 por Tito Macia y Miguel García Ferrández.

  El número dos se corresponde con la línea, representa una dimensión, porque la longitud la determinan dos puntos en una regla. El dos es esencial en música porque toda la música está basada en la longitud de la cuerda, de la flauta, etc. El dos es el número de las alternancias, la luz y la oscuridad, el día y la noche, el calor y el frío, movimiento y reposo, conciencia e inconsciencia, placer y dolor, etc.; representa la pareja de opuestos que da el ritmo a la vida. En la tradición hebrea, el dos se corresponde con la letra beith asociada a la Luna , y se vincula a los conceptos de cosecha, acumulación, acopio, reserva, depósito y provisión.


  El armónico 2, como dualidad, está asociado a la Luna que forma, junto al Sol, el primer principio de la dualidad. Su exaltación en el signo de Tauro, similar a la segunda Casa, la encadena con los significados de provisiones, despensa, dotación y acumulación de alimentos, pero también es afín a la facultad de reacción ante los sentimientos al encontrarnos con otros, la forma instintiva de reaccionar ante el medio ambiente y el mecanismo de las emociones que nace de la relación con otras personas, inicialmente la madre, y luego el resto de la gente.

  El armónico 2 es afín a las cuestiones relacionadas con la casa II, semejante a la expresión de Tauro. La casa II representa el primer escenario pasivo-receptor (femenino), donde se toma del exterior y se fija, se detiene aquello que se toma. Esta zona tiene como función estabilizar, detener, fijar y acumular. Desde este lugar emana la atracción hacia los bienes materiales y la comida, a causa de lo cual se ocasionan las primeras exigencias: la obligación de ganar dinero, de nutrirse, de poseer, de consolidar lo material, surgiendo la tendencia al "yo tengo" de Tauro. Aparece como el primer sector práctico (tierra) de la vida. Donde se aprecia el instinto de nutrición y de conservación de la especie.

   En este armónico los signos opuestos se superponen y genera ritmos de conjunciones y oposiciones. Se interpreta como la primera manifestación de la dualidad, el nivel de falta de completitud. Representa el primer encuentro con los demás o con el medio material, el primer obstáculo a superar, las obligaciones legales o económicas.

  La secuencia del armónico dos pasa regularmente por la Casa VII y por ello representa también el par de la complementaridad, la fuente de estímulo hacia la relación y la participación. Este ritmo expresa el primer contacto con la realidad externa, donde cada individuo es por los demás o a causa de otros. Indica lo que la persona identifica o asume como lo "otro", su opuesto y complementario. La relación del armónico 2 con esta Casa VII nos habla de ajustes o alianzas, así como de los conflictos que pueden originarse a causa de las dependencias o asociaciones.

  Con el armónico dos y su relación con las casas surge una contradicción de relación entre la Casa II y la Casa VII, pero esta contradicción también se presenta en astrología tradicional con el regente de Tauro y de Libra por asociación de una casa y otra. Quizás aquí se oculte un viejo orden que permite aclarar la disposición de las regencias.

  El armónico dos se relaciona directamente con la oposición; representa por ello situaciones de consumo de energía a causa de lugares o personas que ejercen una acción contraria y obligan a ceder o a llegar a acuerdos que equilibren las fuerzas de voluntad opuestas. Señala pues los acuerdos a los que debemos llegar o los esfuerzos que tenemos que realizar para conseguir que los demás se adapten a nuestra voluntad, o bien las cesiones que se deben hacer para adaptarse a la voluntad de otros.

  Para la interpretación general, el armónico dos representa las carencias de algo o la falta de completitud. Es donde se manifiesta la percepción de lo otro o de los demás, la diferenciación respecto a otros, la primera exteriorización de la dualidad. Señala los encuentros con los demás y las primeras aperturas encaminadas a relacionarse con otras personas. Es el armónico de la diferenciación, donde el individuo debe de considerar a los demás para conseguir sus propósitos o debe adaptarse a los objetivos de otros individuos para desarrollar sus propias metas. Este armónico señala lo que uno no tiene por sí mismo. Es aquí donde también hace aparición lo simbólico, lo no personal y donde se percibe lo que uno no es o no tiene por sí mismo.


Palabras clave: carencias que necesitan ser complementadas, falta de completitud, encuentros con los demás, aparición de lo simbólico, percepción de lo otro, obstáculos, lo que uno no tiene, diferenciación.

   El armónico dos se relaciona básicamente con el armónico 4 y su encuentro con el mundo real, el esfuerzo individual para integrarse en el medio social con el que tiene obligadamente que convivir. Lo más importante de su imbricación se puede resumir como la dependencia de los demás.
  En las personas que, al nacer, tienen varias oposiciones, se observa al armónico dos más elevado, formando una flor de dos pétalos. Cuando esta flor destaca por encima de todos se puede hablar de individuos que tienen que superar un importante obstáculo para alcanzar sus metas en la vida, que experimentan situaciones en las que están sujetos a obligaciones legales o económicas, que se ven obligados a realizar ajustes o alianzas y suelen padecer una fuerte oposición o que experimentan un importante encuentro con la dualidad.

  Aparece en personas que se encuentran con situaciones de alto consumo de energía a causa de lugares o personas que ejercen una acción contraria y se ven obligados a luchar o a llegar a acuerdos que equilibren las fuerzas de voluntad opuestas. Señala pues a personas que deben realizar esfuerzos para conseguir que los demás se adapten a su voluntad. Son individuos que deben de considerar a los demás para conseguir sus propósitos y tratan de adaptar a los demás a sus propios objetivos. Estas personas tienden a obtener de los demás lo que no tienen por sí mismos. Para ello tejen toda una red de alianzas, coaliciones, tratados o conspiraciones que les permitan cumplir sus esperanzas.

Temas de Estudio

  Este primer gráfico, en el que se destaca una flor sobresaliente de dos pétalos, se corresponde con el tema natal del Ayatholláh Jomeini.

  Este personaje es un buen ejemplo para mostrar la acción de este armónico que señala a personas que deben realizar esfuerzos para conseguir que los demás se adapten a su voluntad. Sin duda el esfuerzo de toda su vida.

  Este hombre representa el máximo esfuerzo ante los competidores, el oponente natural ante cualquier sistema.



  El siguiente gráfico, donde destaca una flor de dos pétalos, refleja el estado del cielo en el nacimiento de Yeltsin, el actual presidente de Rusia. Aquí se observa al armónico dos por encima de todos los demás.

  Yeltsin es un individuo que tiene que superar un importante obstáculo para alcanzar sus metas en la vida, acaba subiéndose encima de los tanques. Se puede afirmar de él que ha experimentado situaciones en las que acabó sujeto a obligaciones legales o económicas, También se ha visto obligado a realizar ajustes o alianzas y, desde luego, padece una fuerte oposición.



   Como el resto de las personas del 2, Yelsin se ha encontrado ante situaciones de alto consumo de energía a causa de lugares - léase Chechenia o Afganistan -, o personas, como ciertos grupos militares y comunistas, que ejercen una acción contraria. Por ello se ve obligado a luchar y a alcanzar acuerdos que equilibren las fuerzas de voluntad opuestas. Es pues una persona que debe realizar esfuerzos para conseguir que los demás se adapten a su voluntad. Yeltsin debe considerar a los demás para conseguir sus propósitos y tratará de adaptar a los demás a sus propios objetivos. Para ello teje toda una red de alianzas, coaliciones, tratados o conspiraciones que le permiten cumplir sus esperanzas, actitud ésta típica del armónico 2.
 

  Mikhail Gorbachev es el oponente del anterior y también representa a esa clase de personas que tienen que superar un importante obstáculo para alcanzar sus metas en la vida, que experimentan situaciones en la que están sujetos a obligaciones legales y que se ven obligados a realizar ajustes o alianzas y han padecido una fuerte oposición.

 Es un indivíduo que ha debido enfrentarse con los demás para acabar con un sistema caduco. Como el resto de las peronas del armónico dos, tiende a obtener de los demás lo que no tiene por sí mismo. Para ello tejió toda una red de alianzas, coaliciones, tratados o conspiraciones que le permitió cumplir sus esperanzas y alcanzar sus objetivos.




  Otros ejemplos son Bruce Lee y Al Capone. Estos dos personajes son bien conocidos por todo el mundo y representan, aunque de una manera exagerada, el significado de lucha, enfrentamientos o desafíos a los que se ven abocados quienes en su tema natal tienen una flor armónica de estas características.
 
 





© Tito Maciá y Miguel García Ferrández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena