Blog de Astrología, Numerología y Tarot

domingo, 20 de marzo de 2011

Urano en Virgo

  Los planetas más lejanos en su tránsito por los signos del Zodíaco; Urano, Neptuno y Plutón. Al ser los más alejados de la Tierra, su movimiento aparente es extremadamente lento, de forma que el más rápido, Urano, tarda unos siete años en transitar solamente por un signo y 84 en dar la vuelta al Zodíaco. Neptuno tarda casi 14 en transitar cada signo y cerca de 166 años en dar la vuelta completa. Finalmente, el alejadísimo Plutón, de órbita irregular, puede llegar a tardar, en algunos casos, hasta casi 30 años en pasar por un solo signo y casi 247 en hacerlo por todo el Zodíaco. Debido a esta gran lentitud, el estudio de estos planetas no se puede abordar del mismo modo que hemos hecho con los anteriores, y que, en este caso, sus efectos se aprecian mucho más en el ámbito histórico o generacional que en el plano individual.

  Para ver mucho más claramente la influencia de estos planetas en el ámbito individual hay que estudiar su posición en las casas más que en los signos zodiacales, aunque al transitar por éstos marcan determinados periodos de la historia que tienen una características comunes.

  Solo en aquellas personas que tengan alguno de estos planetas ascendiendo o culminando, o formando una conjunción o en estrecho aspecto con el Sol, la Luna o el planeta regente de la carta, se podrán manifestar los efectos de estos tránsitos de modo individual y concreto y en algunas ocasiones en muy alto grado.

    Urano estuvo en Virgo entre 1962 y 1968 y puede asociarse con los enormes avances científicos y tecnológicos de ese período, especialmente en el ámbito de la aeronáutica; es entonces cuendo se envían naves al espacio y el hombre llega a la Luna. También la medicina tuvo un avance arrollador en ese período, al tiempo que aparecen, o cobran importancia, nuevas enfermedades relacionadas con el progreso o con la energía atómica, como el cáncer. El planeta y el signo tienen en común una naturaleza marcadamente cerebral que, al unirse ambos, se potencia. Esta posición produjo el florecimiento de una generación que alcanzó un gran desarrollo intelectual. Es una posición en la que se combinan la intuición, la inspiración, y la creatividad de Urano, con el rigor, el realismo, la disciplina, el análisis, el sentido críticod y la capacidad de observación de Virgo. La genialidad e inventiva se trasladan al plano práctico y la vida cotidiana. Favorece una gran habilidad para los asuntos técnicos y el estudio de las ciencias. Estas personas son muy independientes y van contracorriente en el modo de conducirse en su trabajo en sus responsabilidades; por lo general se sienten muy agobiados por las limitaciones y desean hacer las cosas a su manera. Son creativos, inspirados y originales en el ámbito laboral. Es una posición favorable para una profesión liberal o un trabajo independiente, pero mala para depender de un jefe, sobre todo si Urano está afligido, porque puede dar un carácter rebelde e indisciplinado. También puede favorecer enfermedades relacionadas con el estrés o los nervios.

  Un ejemplo muy actual de la rebeldía de esta posición la tenemos en el actor Charlie Sheen, hijo de Martin Sheen. El cual ha saltado a la noticia a causa de sus transgresiones y gamberradas. Abajo en su carta se puede apreciar como tiene a Urano personalizado por estar en conjunción con el Sol, estándo afligido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si quiere puede dejar su opinión o testimonio. No obstante, deseo advertir que no daré opiniones sobre casos particulares, ni atenderé consultas astrológicas. Ya que esto se debe realizar en el ámbito de una consulta profesional.

Segundo Ruiz. Con la tecnología de Blogger.

© El Mundo de Segundo, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena